Alimentación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Muy al contrario de lo que se piensa, sólo tres de las más de mil especies de murciélagos se alimentan de sangre (hematófagos). Las distintas especies de murciélagos se alimentan también de frutas, insectos, pequeños animales, peces y hasta de néctar de flores. El tipo de alimentación también les aporta ciertas características en su morfología y forma de vida.

Insectívoros: Los murciélagos que se alimentan de insectos son pequeños y como utilizan mucho la ecolocalización para encontrar su alimento, tienen los ojos también muy pequeños. Tienen la boca grande y con dientes muy afilados. Sus alas son largas y finas y vuelan muy alto buscando alimento. Cada murciélago insectívoro puede comer hasta 600 insectos por hora.

Frugívoros: Los que se alimentan de frutas son murciélagos con alas anchas y cortas, que les permiten maniobrar mejor entre los árboles. Para encontrar su alimento utilizan una mezcla de sentidos, siendo el olfato el primero en ponerse en acción. Al acercarse más, utilizan sus grandes ojos y también la ecolocalización. Una vez que arrancan la fruta, se cuelgan de alguna rama cercana para comerla con sus poderosas mandíbulas.

Nectarívoros: Pequeños y con ojos y orejas de tamaño medio, consumen el néctar de las flores ayudados por sus largos hocico y lengua cubierta de pelitos. Son atraídos por los olores de las flores nocturnas y, al igual que los picaflores, tienen la capacidad de vuelo sostenido, quedando suspendidos frente a éstas mientras se alimentan. El polen de las flores queda impregnado en su pelaje y luego lo consumen ayudados de sus uñas y lengua.

Omnívoros: Tienen una alimentación variada, entre la que también se incluyen pequeños animales como aves, ranas, roedores e incluso otros murciélagos más pequeños. Son de gran tamaño, al igual que sus dientes grandes y fuertes.

Piscívoros: Basan su dieta en peces que capturan con sus grandes garras. Son muy grandes y de alas fuertes y vuelan muy bajo sobre la superficie del agua hasta que detectan alguna perturbación  en la misma, señal de que hay un pez.

Hematófagos: También conocidos como vampiros, son los murciélagos que se alimentan de sangre. Sólo tres de las especies de los murciélagos de todo el mundo tienen este hábito alimentario y ninguno ataca a los humanos, sino que extraen la sangre de aves, ganado y otros haciendo una pequeña incisión de la cual la lamen. Su saliva contiene un anestésico y un anticoagulante, lo cual les facilita la tarea. Los hematófagos son los únicos murciélagos que bajan al suelo en forma intencional y son los únicos que pueden emprender el vuelo desde aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s